Vídeos

Loading...

martes, 28 de abril de 2015

La deriva continental

Deriva continentalHace 180 millones de años comenzó la separación de los continentes. 45 millones de años más tarde se concretó la separación de las placas. Hace 65 millones de años, Asia y América todavía estaban unidas.
En las expediciones a Groenlandia, Wegener estudió todo lo que pudiera aportar datos sobre la existencia de Pangea. Años más tarde, otros investigadores encontraron pruebas mucho más concretas, como el Himalaya, una cordillera nacida cuando la placa indostánica chocó con el continente indosiberiano. O África, que cada año se separa dos centímetros de la penísula arábiga, lo que acabará convirtiendo al mar Rojo en un océano.
J. T. Wilson propuso los fenómenos térmicos como la causa del desplazamiento de las placas continentales. Las cordilleras que existen en los fondos de los océanos (dorsales oceánicas), son lugares de afloración de nuevos materiales lo que provoca su crecimiento.
Desplazamientos similares a estos, pero a la inversa, tendrán lugar en los próximos trescientos millones de años donde los continentes se agruparán en una sola masa de tierra de nuevo. Hace doscientos millones de años, cuando se formó el último supercontinente, desapareció la mayoría de las especies de la Tierra. ¿Qué sucederá en el futuro? ... Más información aquí: ¿Hacia dónde viajan los continentes?

sábado, 4 de septiembre de 2010

El esqueleto humano y los huesos

El esqueleto humanoEl esqueleto humano está formado, aproximadamente, por 206 huesos -de los cuales, 34 son impares- que se relacionan entre sí. Los huesos son órganos muy resistentes, pero no enteramente sólidos.
Sus células se dividen constantemente, por lo cual crecen y pueden reparar las partes que se pierden.

Para poder estudiar el esqueleto, se lo divide en regiones:
-ESQUELETO DE LA CABEZA: Cráneo. Cara.
-ESQUELETO DEL TRONCO: Columna vertebral. Caja torácica. Cintura escapular (hombro). Cintura pélvica (cadera).
-EXTREMIDADES: Superiores. Inferiores.

El cráneo es la región de la cabeza que va desde la frente hasta la nuca.
El tronco es la región del cuerpo que va desde la cabeza hasta las piernas.
El tórax es la parte del cuerpo que se extiende desde el cuello hasta el vientre.
Las extremidades superiores están formadas por brazos, antebrazos y manos. El brazo es la zona comprendida entre el hombro y el codo, y el antebrazo, entre el codo y la muñeca.
Las extremidades inferiores están formadas por los muslos (parte superior de las piernas), las piernas y los pies.

Huesos humanos

Huesos y funciones
Los huesos planos de la cabeza protegen el cerebro. Los huesos de la cara alojan algunos órganos importantes, como los ojos.
La caja torácica, formada por las costillas y el esternón, resguarda los pulmones y el corazón.
La columna vertebral permite mantener el cuerpo erguido. Las vértebras alojan y protegen la médula.
Los huesos de la cadera protegen los órganos de la parte inferior del tronco, como la vejiga y el sistema reproductor.
Las extremidades son prolongaciones articuladas al tronco, y su función es la de participar en los movimientos de locomoción y prensión.

Algún dato más:
-Los bebés poseen un espacio entre los huesos parietales, revestido por una membrana llamada fontanela, que permite el crecimiento del encéfalo después del nacimiento.
-Cuando realizamos algunas acciones, movilizamos todo el esqueleto.

miércoles, 22 de octubre de 2008

El órgano del sentido del tacto y las sensaciones táctiles

Este órgano está situado en la piel que envuelve nuestro cuerpo formando una barrera que lo separa de lo que nos rodea y sirve de protección. Es ligera, elástica y resistente.
Tiene un milímetro de espesor por término medio. Presenta dos partes: una superior o epidermis y otra inferior o dermis.

Corte de la piel

La epidermis. Está formada por varias capas de células epiteliales. Las células de las capas exteriores están muertas y se van desprendiendo en pequeños grupos al ser empujadas por las células inferiores que resultan de la división de una capa de células profunda.
En la epidermis no hay vasos sanguíneos. Tampoco hay nervios, salvo en la zona profunda. Por esto, si nos atravesamos superficialmente la epidermis con un alfiler no sale sangre ni notamos dolor.
La dermis. Es la parte profunda de la piel, formada por tejido conjuntivo. La porción más externa de la dermis, en contacto con la epidermis, es compacta y presenta numerosos salientes o papilas, donde hay vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. La parte más profunda es elástica y se desliza fácilmente sobre los músculos.
En la piel están los pelos y las glándulas sudoríparas.
Los pelos. Son como hilos de materia córnea que tienen la raíz metida en la piel y el tallo del pelo saliente. La raíz se dilata en su base, formando el bulbo, donde terminan vasos sanguíneos y nervios. Junto a la raíz, hay una glándula sebácea que segrega una grasa para lubrificar el pelo. También un musculito, que al contraerse hace que se ponga el pelo de punta.
Las glándulas sudoríparas. Son unos órganos en forma de tubo, enrollados por la base. Los orificios por donde se abren en la piel se denominan poros. Son muy numerosas, más de dos millones.
Se encargan de producir el sudor, líquido que tiene una composición como la orina, pero mucho más diluida. Por esto funcionan como órganos excretores. Pero la misión principal es hacer descender la temperatura de la piel al evaporarse el sudor. Por eso el sudor se produce en más abundancia cuando hace calor.
Las sensaciones táctiles. Se producen gracias a los llamados corpúsculos táctiles y a las terminaciones nerviosas libres, situadas en la dermis y parte profunda de la epidermis.
Los corpúsculos táctiles están formados por los extremos de ramificaciones de dendritas, rodeados por unas capas de células epiteliales especiales. Los hay de distintas clases.
Las terminaciones nerviosas libres están ramificadas y son las únicas que penetran en la epidermis (en su parte profunda).
Cuando los corpúsculos o las terminaciones libres son excitados, se producen las corrientes nerviosas que van al cerebro, donde se producen las sensaciones correspondientes.
Con el nombre del sentido del tacto comprendemos varias sensaciones distintas, que son las de calor, frío, contacto y dolor. Cada una de estas sensaciones se localiza en diferentes puntos de la piel, donde están los corpúsculos o terminaciones nerviosas correspondientes. Así, al ser excitadas por la punta fina de una aguja o pelo, se podrán localizar los distintos puntos.

domingo, 21 de septiembre de 2008

El Sol

El Sol es una estrella amarilla de las llamadas enanas, pues, hay millones de ellas de mayor tamaño. No obstante, sus dimensiones son enormes:
-Es un millón trescientas mil veces mayor que la Tierra.
-Su gravedad es 30 veces superior a la nuestra.
-Se halla a 150 millones de kilómetros de la Tierra.

Protuberancias solares

La temperatura en la superficie solar es de 6.000ºC, y de varios millones de grados en su interior. Tan fantástica cantidad de calor se debe a las explosiones atómicas: millones de átomos de hidrógeno se lanzan unos contra otros a grandes velocidades. Como consecuencia se reúnen (fusión nuclear) formando los átomos de helio.

Mancha solar

En el Sol se distinguen diversas partes:
-Núcleo central que ocuparía 1/5 parte del radio del mismo.
-Fotosfera o superficie luminosa que envuelve al núcleo, de donde proviene la luz solar; en ella están las manchas solares o porciones oscuras cuyo diámetro puede ser cinco veces superior al de la Tierra.
-Cromosfera o esfera de color rosado que envuelve a la fotosfera. De ella salen las protuberancias solares, que son grandes llamaradas o surtidores de gases luminosos que se proyectan a una altura equivalente a dos veces la distancia entre la Tierra y la Luna.
-Corona es la envoltura exterior de gases.

Partes del sol

El Sol tiene dos movimientos:
-de rotación sobre su eje;
-de traslación alrededor del centro de la Vía Láctea, acompañado de los astros que forman el Sistema Solar. En este movimiento tarda 200 millones de años.